sábado, 22 de febrero de 2014

Instagram, selfies, educación y adolescencia

Selfies @rigoly
Algo está cambiando o ha cambiado cuando una de las mayores preocupaciones de nuestros adolescentes y pre adolescentes (niñas de 11 y 12 años) es publicar en las redes sociales selfies (autorretratos).
Actualmente el crecimiento exponencial de la red social Instagram es vertiginoso y la preferida de nuestros chicos y esto son datos a nivel mundial, en este caso España  no es diferente.
Como usuario adulto, padre, maestro, crítico, estudioso y observador de las modas y  movimientos de nuestros chicos en las redes sociales observo y compruebo atónito como las cuentas de compañeros y compañeras de mis hijos comienzan a publicar diariamente fotos con un único mensaje: #me (en el año 2013 el hashtag #me es uno de los más populares de instagram). Es decir, selfies, self, autorretratos en diferentes posturas y situaciones cotidianas y festivas.
Es posible que si no eres usuario de redes sociales no sepas lo que es un selfies. Un selfies es una palabra inventada que el diccionario on line de Oxford la incluyó en su relación y la consideró como la palabra del año. Pronto nuestra RAE, seguramente promovido por el genial académico Pérez Reverte la incluirá en el diccionario ya que el uso se ha extendido en la población hispano hablante.
Hacerse un selfies significa hacerse una auto foto o autorretrato con la única intención de publicarla en la red, en Internet, en cualquier plataforma social. En la fotografía se observa perfectamente el movil si se hace en un espejo o el brazo estirado.
El motivo que lleva a nuestros chicos, sobre todos al sexo femenino a realizar continuamente selfies y publicarlos en la red suele ser por llamar la atención, presumir, aparentar y competir en me gustas y followers en twitter y sobre todo instagram. Tuenti se está quedando atrás.
Dos de los mayores problemas de la actual moda de colgar en instagram selfies:
  1. El total desconocimiento de los padres de los chicos que cuelgan fotos con su propia imagen sin, no solo el consentimiento de sus progenitores, sino el conocimiento, el visto bueno, la protección y asesoramiento de un adulto. Los adultos nos descolgamos de la realidad de nuestros hijos y preferimos no saber: esto es una gran irresponsabilidad. Nos quedamos tranquilos cuando nuestros hijos nos dicen que la cuenta es privada y que sólo pueden ver las fotografías sus followers.
  1. El alto contenido o connotación sexual que llevan muchos de los selfies que se observan en instagram. Es un paso previo a caer en la tentación del sexting (sacar fotos desnudos o semidesnudos tapándose la cara). A veces envían fotografías propias sexuales a novios o amigos y se producen entre ellos chantajes, sextorsión o ciberacoso. 
No es normal que una niña publique 3 o 4 fotos diariamente en su perfil y que los padres vivamos de espaldas a esta realidad. Si tienes hijos preadolescentes o adolescentes no esperes a que creen una cuenta de instagram ajena a la familia. Créasela tú y se su primer y más ferviente followers. Enséñale y asesórale para que no sólo publique selfies y postureos personales. Eres padre o madre y es tu responsabilidad mostrarle la realidad desde un punto de vista diferente, desde un punto de vista adulto respetando sus intereses pero guiándole y mostrándole otras opciones.
Finalizo con algún ejemplo de cuentas de instagram para que observemos las inquietudes personales y profesionales que podemos ver en la red y además animaros a crear vuestra cuenta de instagram para conocer la red social de moda entre nuestros hijos:

Dos ejemplos de dos hermanas de 13 años que les encanta ponerse guapas para hacerse selfies en multitud de ocasiones y conseguir me gustas.




Esta cuenta es de un chico de 13 años en la que podemos ver si la comparamos con las anteriores como los intereses de chicos y chicas de la misma edad son totalmente distintos.



La cuenta de mi hija sin selfies porque es demasiado pequeña (11 años) y sabe que no puede publicar su imagen en la red hasta que sea un poco mayor. Muchas de sus compañeras de clase tienen cuentas en las que publican selfies con el casi seguro desconocimiento de los padres. Esto debemos evitarlo, los padres debemos conocer lo que publican nuestros hijos de 11 años.


Esta es una captura de pantalla de mi cuenta en Instagram, totalmente distinta a las anteriores. Con más de dos años de antigüedad y siendo activo, es decir, publicando fotos, no llego a la popularidad de cualquier cuenta de una adolescente ya que ellas es lo que buscan principalmente.


Y por último podemos ver una cuenta profesional de fotografía muy conocida y que ha sucumbido a los encantos de instagram: Viva León. Fantásticas fotografías de la provincia de León y muy recomendable.

3 comentarios:

Labuiga dijo...

Yo he sido adolescente y todo lo que dices que los padres tienen que hacer provocará exactamente el efecto contrario al pretendido. Pero puedes seguir siendo inocente (e ignorante) pretendiendo controlar a la juventud, te vas a chocar contra un muro, simplemente. Todo el comportamiento que le reprimas a una persona volverá con aún mas fuerza cuando tenga la ocasión. Si un adolescente le reprimes su sexualidad este será incapaz de controlarla y gestionarla adecuadamente en su madurez. Sigues pensando que tienes algo que enseñar a ese joven en vez de pensar que quizá tengas algo que aprender de el.

JL dijo...

Yo creo que el artículo va en el buen camino.
"No es normal que una niña publique 3 o 4 fotos diariamente en su perfil y que los padres vivamos de espaldas a esta realidad. Si tienes hijos preadolescentes o adolescentes no esperes a que creen una cuenta de instagram ajena a la familia. Créasela tú y se su primer y más ferviente followers. Enséñale y asesórale para que no sólo publique selfies y postureos personales. Eres padre o madre y es tu responsabilidad mostrarle la realidad desde un punto de vista diferente, desde un punto de vista adulto respetando sus intereses pero guiándole y mostrándole otras opciones."
Es decir no se hablar de prohibir ni de reprimir, sino de educar y enseñar.

Muchas veces se escucha eso de los "nativos digitales" y el problema es que más que nativos son "huérfanos digitales". Yo creo que tenemos que aprender pero nuestra obligación como padres es también la de enseñar.

Manuel Lopez Prieto dijo...

JL Estoy en tu misma línea. Me ha encantado lo de huérfanos tecnológicos. Me lo apunto para otros post. Un saludo.